Repsol Excalibur: Tecnología que optimiza los procesos de extracción del subsuelo

Las matemáticas y los últimos avances informáticos están al servicio de un mejor plan de desarrollo de los yacimientos. Para ello nació Excalibur, una tecnología que busca caracterizar la incertidumbre del subsuelo y minimizar los riesgos.

Con yacimientos de geología cada vez más compleja, la industria petrolera tiene que andar con pies de plomo. Las decisiones de inversión se toman siempre en un contexto de incertidumbre porque es imposible tener un conocimiento absoluto de lo que ocurre en el subsuelo. Por eso necesitamos nuevas tecnologías como Excalibur.

oil field

Reto

Este desarrollo tecnológico es especialmente útil en los yacimientos más inciertos, los greenfield o vírgenes, que representan el mayor reto para la industria porque apenas hay información sobre ellos.

Excalibur compensa esta falta de datos con un prototipo de búsqueda analógica que compara el nuevo yacimiento con otros similares ya conocidos. A partir de esta referencia, calcula las propiedades petrofísicas del yacimiento virgen y su distribución probabilística, que sirven de esqueleto para construir el modelo 3D.

El resultado es como una tarta con diferentes capas que representan las distintas propiedades del yacimiento: los tipos de roca, su estructura geológica, la permeabilidad o la porosidad; variables que son decisivas a la hora de decidir cómo producir el crudo y que tienen un impacto decisivo en los costes económicos.

Características principales

Más allá de la capacidad de supercomputación, la tecnología actual avanza hacia una mayor interacción hombre-máquina. Durante el desarrollo de Excalibur, surgió la necesidad de hacer la interfaz gráfica más creativa, intuitiva y fácil de usar. Excalibur utiliza, por ejemplo, la interfaz natural Kinect, con la que los investigadores pueden controlar e interactuar con la máquina sin necesidad de periféricos.

El resultado es un laboratorio que hace un guiño al futuro imaginado en la película «Minority Report», en el que los científicos se mueven y amplían varios modelos 3D con sus manos. Los especialistas de la empresa pueden conectarse al Laboratorio de Simulación Avanzada desde cualquier parte del mundo, lo que fomenta el trabajo en equipo, acelera el proceso y, sobre todo, mejora la calidad de las previsiones.

Resultados

  • Tecnología para reducir la incertidumbre.
  • Excalibur utiliza las últimas técnicas matemáticas y de procesamiento de datos para realizar una evaluación completa de los yacimientos. La herramienta combina simultáneamente todas las variables de interés, desde las relacionadas con las geociencias hasta las financieras, para caracterizar la incertidumbre con mayor precisión y en menos tiempo. Esta información sirve de apoyo a los expertos para definir el plan de desarrollo óptimo de un yacimiento.
  • Hasta 1.000 veces más rápido.
  • Construye modelos geológicos en 3D que permiten a los especialistas estudiar sus características. Por último, el programa aplica a toda la información algoritmos de optimización numérica creados específicamente por los investigadores de Repsol. Como resultado, aumenta la probabilidad de éxito en aspectos tan importantes como dónde encontrar petróleo acumulado o dónde perforar pozos para reducir su número, lo que supone una ventaja competitiva muy importante para la compañía.
  • La metodología desarrollada aporta rapidez gracias a técnicas innovadoras como el Smart Sampling, que reduce el tiempo de caracterización de la incertidumbre mediante la selección inteligente de las evaluaciones. Además, para hacer más eficiente el procesamiento de la información Excalibur utiliza un clúster virtual en la nube donde los servidores trabajan en red y en paralelo.

repsol 3d viewer